Cookstitle="Cooks" />

Nuestra filosofía

En Kempinski, nuestra visión es clara. Queremos ser reconocidos como hoteleros que ofrecen hostelería de lujo al gran estilo europeo. Ofrecemos nuestros servicios al tipo de personas que espera excelencia y valora la individualidad. Nos guía una estrategia a largo plazo que está centrada en nuestro valor de empresa.

Todos los aspectos de Kempinski van dirigidos a servir a huéspedes que esperan excelencia y valoran la individualidad. El hecho de que Kempinski sea una empresa privada que no cotiza en bolsa, junto con el apoyo que recibimos de nuestros accionistas, hace que nos podamos centrar en una estrategia a largo plazo, creando un valor sostenible. Creemos que la promesa de marca de hostelería de lujo con estilo europeo de Kempinski se consigue mejor con un enfoque descentralizado. La confianza en nuestro personal y la autonomía que les damos en nuestras oficinas regionales hacen que podamos cumplir nuestra promesa de Smarca de manera coherente, respetando a la vez las culturas específicas de cada región, país y propiedad.

A través de un crecimiento altamente selectivo, la estrategia de Kempinski consiste en crear una de las cadenas hoteleras más lujosas y deseables del mundo, donde cada hotel sea una joya o un líder del mercado. Inspirados en nuestra herencia europea, Kempinski centra sus esfuerzos de desarrollo en destinos europeos de primera clase. Nuestra expansión continúa en China, Oriente Próximo y África, regiones donde Kempinski fue a menudo pionero.

Para hacer que estos hoteles cobren vida y para ofrecer nuestra promesa de marca a los huéspedes, está el personal de cada hotel. Nuestra estrategia de invertir fuertemente en la selección de talento, formación y educación de nuestro personal hace que podamos garantizar la continuidad de nuestros conocimientos de gerencia y crear una cultura sólida.

Como empresa de gerencia de hoteles, nuestras prioridades son siempre el rendimiento operacional óptimo y los resultados financieros sostenibles. Expresamos nuestra promesa de marca a través de propuestas de valor operacional que son únicas de Kempinski. Las cumplimos con nuestras inauguraciones de éxito y con hoteles gestionados de un modo profesional. Nuestro rendimiento, como hoteles individuales y como grupo, se ve impulsado por la innovación en cada área de nuestro negocio.

El arraigo de cada una de estas prioridades estratégicas en la poderosa marca Kempinski, que prevalecen en nuestra herencia inconfundible y en nuestra fuerte cultura, nos permite convertir con éxito nuestra visión en realidad.